consejos-para-saber-como-limpiar-un-colchon

Cómo limpiar un colchón y mantenerlo libre de ácaros

Hoy vamos a daros unos consejos para que sepáis cómo limpiar un colchón. Ya sabéis que en este blog solemos hablar de cómo cuidar vuestra salud y mantener el bienestar durante el descanso y la limpieza del colchón es un factor fundamental para ello. Hay que tenerlo muy en cuenta y, con unos cuantos cuidados mínimos, vamos a poder realizar un buen mantenimiento de nuestro colchón, lo que repercutirá en su vida productiva.

Vamos allá.

¿Os habéis parado a pensar alguna vez qué factores intervienen en la suciedad o limpieza de nuestro colchón? Pues hay varios que son los más comunes, entre ellos el sudor, los restos de piel muerta, de sangre… e incluso de orina y, cómo no… ¡Los ácaros!

Ante tanto factor y tanta causa ajena, existen unas recomendaciones básicas que os van a permitir mantener saneado el colchón. Ahí van los tips para saber cómo limpiar un colchón. Si los hacéis, veréis que vuestros colchones duran más, repercutiendo en la salud… y en vuestra economía doméstica.

 

Consejos para saber cómo limpiar un colchón

1.- Airear la cama

¡Fundamental! Desde niños, hemos visto cómo en casa nuestras madres (solían ser ellas, aunque a día de hoy, afortunadamente, los padres también se dedican a estas labores) abrían la ventana nada más levantarnos. Aunque lo hacían para sacar de la habitación ese… olor a tigre -o a tigresa- del que siempre nos hablaban, también veíamos que no hacían la cama o no nos decían que la hiciéramos. Raro ¿no? Ya que entras o ya que estás ahí, haz la cama… Pues no, claro que no. Nuestras madres, que quizás no habían oído hablar aún de ácaros, ya sabían que además de airear el cuarto, había que airear bien el colchón. ¿Por qué?

Pues vista la poco información que había antes, cualquiera diría que nacieron sabiendo cómo limpiar un colchón pero en realidad, esto de airearlo es algo que se lleva haciendo generaciones y generaciones y que contribuye limpiarlo ya que, tanto la luz como el aire y el calor del día, contribuyen a quitar la humedad que dejamos en el colchón al dormir y que es fuente propicia de ácaros.

Y así, vamos al segundo consejo…

2.- No hacer la cama hasta unas horas después de levantarnos

Otro consejo que no es casual y que lleva a cabo todo aquel que sabe cómo limpiar un colchón. Lo de no hacer la cama y permanecer con la ventana abierta se hace porque así el aire se lleva los restos minúsculos de suciedad que se quedan en el colchón mientras dormimos: restos diminutos de piel, sudor… Todo eso se lo lleva el aire fuera de nuestros colchones, dejándolos una vez más, secos.

Por tanto, hacer lo contrario, es decir, hacer la cama en cuanto nos levantamos, provoca que, la humedad y los restos orgánicos permanezcan en nuestro colchón durante todo el día. ¿Y quiénes hemos dicho que son los amigos de la humedad? Efectivamente, los ácaros.

3.- Cambiar las sábanas y la funda de la almohada una vez a la semana

Otro consejo fundamental que practican los que saben cómo limpiar una cama o, mejor dicho, cómo mantenerla limpia. El cambio de sábanas es un hábito que no nos podemos saltar nunca si queremos que nuestro colchón no sufra o se ensucie demasiado. Y, creednos, esto de no cambiar las sábanas con frecuencia es algo que es más habitual de lo normal. Da pereza y lleva un tiempo esto de sacar las sábanas, lavarlas y poner otras y es algo que no todo el mundo está dispuesto a hacer una vez a la semana.

tips-para-saber-como-limpiar-un-colchon

4.- Dejar el colchón destapado unas horas entre cambio y cambo de sábanas

Por la misma razón que antes, dejar el colchón sin tapar durante unas horas, va a contribuir a que los ácaros no encuentren el caldo de cultivo de la humedad. Si nos acostumbramos a abrir las ventanas al cambiar las sábanas y la funda de la almohada y a esperar un tiempo antes de poner las limpias, estaremos contribuyendo a disminuir la población de ácaros de nuestro colchón.

Por cierto… aunque hay muchos estudios con diversos números, os contaremos que en nuestro colchón suelen vivir entre quinientos mil y un millón y medio de ácaros. Es una buena razón para saber cómo limpiar un colchón, ¿no creéis? Pues seguimos con consejos.

5.- Usar protector de colchón

¡Por favor! Es otra de esas costumbres que no todo el mundo suele tener. Lo del protector del colchón es particularmente importante si no queremos que nuestro colchón se moje con nuestros fluidos. Y nos referimos tanto a sudor, como a sangre u orina y, especialmente, si hay niños de por medio. Lo del protector es uno de los gastos de cama que más que gasto es una gran inversión.

Y esto nos lleva al siguiente consejo.

Cómo limpiar un colchón húmedo

Ya hemos comentado que la humedad es la mejor amiga de los ácaros. Por eso, queremos dedicar un punto especial a explicar cómo se puede limpiar un colchón que ha sido manchado o humedecido.

1.- Llamar a los especialistas

Hay muchas tintorerías que van a nuestra casa a tratar colchones manchados. Hay que pensar que, casi todas las manchas, suelen ser producidas por líquidos, por lo que una llamada a tiempo, nos evitará muchos problemas. Y no hablamos solo de los ácaros sino también de que cualquier líquido puede perjudicar el tejido de nuestro colchón y acortar su vida severamente.

2.- Hacerlo nosotros mismos

Antes de seguir con este punto, queremos deciros que nuestra elección siempre va a ser la de llamar a un especialista en limpieza. Será siempre lo más conveniente. Pero como no siempre hay tiempo… y no siempre hay dinero, vamos a daros un consejo casero que os puede servir en casos puntuales.

Lo primero es que nunca, nunca, nunca, intentéis limpiar una mancha de líquido con otro líquido. Si habéis leído el post hasta aquí, ya sabéis que esto sería mal sobre mal. Así que, si vamos a limpiar nosotros mismos el colchón manchado, nada de echar agua y agua como si fuera loza. Si que vamos a humedecer un poco el colchón pero en ningún caso mojarlo.

Bueno, al grano. Cómo limpiar un colchón nosotros mismos:

1.- Abrid las ventanas y desvestid el colchón.

2.- Bicarbonato y aceite de esencia

Ahora coged un recipiente y echadle bicarbonato sódico. ¿Cuánto? Pues depende de la mancha que vayamos a tratar y del recipiente que escojamos para ello. El caso es que, a ese bicarbonato, vamos a añadirle unas gotas de aceite de esencia de romero, tomillo, té o lavanda, el que más os guste. Hay gente que dice que la esencia de té es más efectiva pero cualquiera de ellas os va a valer. No se trata de crear un engrudo así que, no echéis demasiadas gotas.

En este vídeo, hacen una mezcla más elaborada, por si queréis usarla, aunque la que os hemos explicado funciona.

3.- Espolvorear

El siguiente paso será coger un tamizador, espolvoreador o bien un colador donde vamos a echar la mezcla que hemos preparado. Con cuidado, acercaremos el colador con la mezcla al colchón y empezamos a espolvorearla encima de la mancha.

4.- Dejar reposar

Dejamos reposar la mezcla encima de la mancha durante una o dos horas.

5.- Por fin, quitamos la mezcla.

Esto puede hacerse dando golpes fuertes al colchón o bien ayudándonos con un trapito seco o incluso con una aspiradora. Eso sí, en este último caso, hay que hacerlo sin que la boca de la aspiradora toque el colchón, porque lo lógico es que guarde alguna suciedad y puede ser peor el remedio que la enfermedad.

 

Y eso sería todo. Ya os decimos que nuestra opción es llamar a una buena tintorería a domicilio pero como este artículo se llama “cómo limpiar un colchón” y no “cómo hacer que te limpien un colchón”, pues había que ayudar.

Esperamos que estos consejos sobre cómo limpiar un colchón os sirvan para mantener vuestro colchón durante muchos años y en las mejores condiciones. No sería plato de buen gusto, comprar la mejor cama y el mejor colchón, y luego estropearlo por falta de mantenimiento…

¡Ah! Y recordad que, según Asocama, hay que cambiar el colchón cada 10 años.

 

Cómo limpiar un colchón y mantenerlo libre de ácaros
4.7 (94%) 10 votos
Bedland

Bedland

Bedland | Innovación + Descanso. Especialistas en COLCHONES. Alta tecnología en COLCHON VISCOELASTICO, CABECEROS DE CAMA, ALMOHADA o CANAPE ABATIBLE.

Deja un comentario