como-dormir-bebes

Cómo dormir bebés. 9 consejos para padres desesperados

Hoy queremos contaros distintas fórmulas para esos padres que estáis desesperados porque vuestro bebé no duerme o duerme mal. Vamos a ver qué técnicas existen (algunas opuestas) y cómo dormir bebés y hacer que duerma y descanse el mayor tiempo posible.

Esto es por su salud… ¡Pero también por la vuestra!

Vamos a ver diferentes corrientes y métodos para que los padres uséis el que más os guste, el que más os convenga o el que sea más útil para vosotros, que sois los que mejor conocéis a vuestros bebés.

Vamos, pues, con las mejores técnicas para dormir bebés.

 

Mejores técnicas para dormir bebés

1.- Diferencia entre día y noche

Igual que nosotros, los adultos, tenemos nuestros ciclos vitales a lo largo del día, los bebés tienen que aprender a tenerlos y empezar, lo antes posible, a distinguir entre el día y la noche.

Es importante para ello que sigáis prácticas distintas según sea día o noche. Vamos con los ejemplos:

Si es de día

Interactúa más con tu bebé. No es el momento de dormir bebés sino de hacer que se mantengan despiertos hasta que el sueño les venza.

Abre bien las persianas y deja tu casa con la misma luz que tendrías si tu bebé no estuviera.

Ruidos: Haz los mismos ruidos, pon la radio si la usas, no te preocupes porque llamen al timbre, pon la batidora… En fin, haz tu vida normal y corriente. Y si está despierto, dirígete a él con tu voz normal.

No nos referimos a nada exagerado y, por supuesto, sabemos que el bebé tiene que dormir de día así que no se trata de mantenerlo despierto de forma artificial sino de hacer vida normal de día mientras él está despierto o duerme.

Si es de noche

Crea un ambiente relajado y tranquilo en la habitación donde duerme tu bebé.

Puedes poner música tranquila y muy suave para que él la asocie a la noche y al descanso.

Envuélvelo: Para dormir bebés, es muy bueno envolverlos con una toalla o manta suave. Esto les hace regresar al tiempo en el que estaban en la tripa materna y les tranquiliza.

 

2.- Si se despierta, no enciendas la luz

El tema de la iluminación es importante para dormir bebés y para que vuestro bebé no se estrese. Cuando prepares “el nido”, recuerda siempre incluir una luz tenue en el cuarto. De este modo, cuando se despierte de noche no necesitarás encender ninguna luz adicional. Esto, sobre todo cuando el bebé se va haciendo más mayor, puede hacerle pensar que ya es de día o que ha terminado la noche o que es momento de jugar.

Hay luces muy buenas que venden en cualquier ferretería o gran almacén y que simplemente funciona poniéndola en un enchufe, como esos matamosquitos del verano. Buscadla y no olvidéis encenderla en cuanto se haga de noche, os serán de gran utilidad.

Por supuesto, otra cosa que debemos tener muy en cuenta para dormir bebés es bajar la persiana de su habitación y entornar su puerta (o la nuestra, si duerme aún en nuestra habitación) para que entre el menor grado de luz posible cuando amanezca.

 

3.- ¿Dormir al bebé en brazos o mejor dejarlo en la cuna?

Son dos teorías distintas (en esto hay muchas teorías totalmente opuestas) y no nos vamos a meter en esta dialéctica, pero sí que queremos daros algún consejo al respecto.

Si sois de los de dormir al bebé en brazos, tenéis que saber que los bebés se duermen mejor con un suave movimiento y además, si es de pie, mucho mejor. Esto último no es debido, como les parecen a muchos padres, a las ganas de fastidiar del bebé, sino a que el movimiento mientras se camina o mientras se está de pie, es mucho más acompasado que cuando estamos sentados.

Si por el contrario, sois de dejarlo en la cuna, usad una gasa, un pañuelo grande o el almohadoncito del bebé y ponédselo bien cerca. Hay bebés que, incluso, duermen mejor con un paño en la cara ya que esto les recuerda nuevamente al seno materno. Y no os preocupéis, los niños siguen respirando tranquilamente.

Además, y si sois de cuna, intentad dejarlo en la cama cuando aún no se ha dormido pero notáis que ya está cerca de conciliar el sueño, eso hará que se acostumbren a dormir solos y no necesitar vuestros brazos para dormir.

Como veis, esto de dormir bebés tiene mucha ciencia, pero sobre todo tiene mucha práctica. Continuemos con algunos consejos para saber cómo dormir bebés.

 

4.- No vayáis cuando empieza a llorar

Aquí también nos encontramos con muchas teorías contradictorias. Desde los padres que dicen que si un bebé llora hay que cogerlo inmediatamente porque esto les dará seguridad, hasta los que dejan llorar y llorar al bebé para que se haga independiente.

No nos vamos a meter en qué teoría es la buena pero sí que querríamos aconsejaros que, a la hora de usar esta técnica para dormir bebés, no vayáis en el mismo momento en el que empieza a llorar. El razonamiento es que, si bien al principio llorará para que vayáis y le protejáis, si seguís haciéndolo así el bebé comenzará a llorar sin tener un por qué ya que sabrá que, así, iréis y le sacaréis.

Si podéis, entonces, esperad un ratito antes de ir, así no os engañará las próximas veces.

 

 

consejos-para-dormir-bebes

 

5.- ¡No les despertéis para comer!

El sueño del bebé es sagrado. Esta frase la hemos oído mil veces y, no por ello, deja de ser cierta. Este consejo es para los padres metódicos que tienen que cumplir con el mandato del pediatra y dar de comer a su bebé cada tres o cada cuatro horas… ¡exactas! Si al dar las campanadas de las tres horas vuestro bebé sigue durmiendo, no os preocupéis, dejadle un cuartito de hora más que no pasa nada. Además, así haréis caso a otra frase muy conocida que es que el sueño del bebé también le alimenta.

 

 

6.-  No tengáis prisa. Con buenas prácticas, acabará aprendiendo a dormir

La impaciencia de los padres a la hora de dormir bebés viene por el hecho de que ellos son los primeros que están cansados y necesitan dormir o, simplemente, tirarse al sofá un ratito. Es perfectamente comprensible. Sin embargo, no dejéis que esta impaciencia os haga quebrantar las buenas prácticas. Si el bebé está casi a punto de dormir, metedlo en la cuna pero no os precipitéis porque si le metéis antes de ese duermevela, alejarlo de vuestros brazos hará que vuelva a llorar. La impaciencia ahuyenta vuestro descanso. Recordadlo.

 

 

7.- Dormir bebés no es dormir máquinas

Los bebés son humanos y, como nosotros, tienes sus días buenos y sus días malos. E incluso, tienen sus épocas buenas y sus épocas malas. Es común que los padres, tras dos o tres días de que todo vaya como una seda con respecto al sueño de su bebé, piensen que ya ha pasado lo peor y que pueden empezar a disfrutar de sus descansos. Sin embargo, igual de frecuente es que los bebés tengan días de regresión y vuelvan a hábitos de mal sueño que creíamos perdidos ya.

No os preocupéis, es totalmente normal. Poneos el traje de educadores y volved a las prácticas que os han llevado a donde estabais hacía una semana. Poco a poco, el bebé irá volviendo a la normalidad.

 

8.- Rutina, rutina, rutina

Intentad tener siempre los mismos horarios y los mismos lugares comunes para el bebé. Hemos dicho antes que, si está dormido, no hay que despertarle para comer. Eso en principio es no cumplir con la rutina. Sin embargo, si le dais de comer un cuarto de hora después pero lo hacéis siempre en el mismo lugar, con el mismo ambiente y de igual manera, el bebé seguirá viendo que lo de comer es una rutina e irá amoldándose a ello.

Para dormir bebés pasa exactamente lo mismo. Intentad tener siempre el mismo ambiente, en el mismo lugar, a las mismas horas aproximadas… Así vuestro bebé irá cogiendo esas rutinas y le será más fácil dormir.

 

dormir-bebes

 

9.- De vuestro cuarto al suyo

Dejamos ya este post con una última situación. El cambio de cuarto del bebé. ¡Qué estrés!…

Pues no, ningún estrés. Lo que no debéis hacer es caer en el estado de “pena” porque vuestro hijo ya no duerma con vosotros. Vuestro bebé no está más desamparado ni más solo por dormir en su propio cuarto. A unos les costará más y a otros menos, pero si caéis en esa pena de la soledad del bebé, empezaréis a ser presa de sus vaivenes y, en cuanto llore de noche, iréis corriendo para que sepa que no está solo. ¡No lo está! Y sin embargo, vosotros vais a conseguir no dormir por la noche. Seguid el mismo consejo de antes, dejadle llorar un poquito y luego, si queréis, vais.

 

Y ahora, una bola extra. La música también es buena para dormir bebés. Acordaos del post que hicimos con música tranquila para dormir bien. Podéis ponérsela también a vuestro bebé. Y si eso no os basta, aquí tenéis música especializada para el descanso de vuestro bebé.

Bueno, pues esperamos que estos consejos os ayuden en el arduo y difícil trabajo de hacer que vuestro bebé duerma bien. Ya sabéis que nosotros pretendemos ser útiles, así que esperamos haberlo sido. Y recordad, en esto de dormir bebés nadie tiene la última palabra. Hay padres que se deciden por un método y otros que se deciden por otro. El que funcione… es el bueno. Y nada más.

 

Cómo dormir bebés. 9 consejos para padres desesperados
4.6 (92.94%) 34 votos
Bedland

Bedland

Bedland | Innovación + Descanso. Especialistas en COLCHONES. Alta tecnología en COLCHON VISCOELASTICO, CABECEROS DE CAMA, ALMOHADA o CANAPE ABATIBLE.

Deja un comentario